colegio kuruwi preescolar

cdmx   

2004 / fotografía alberto moreno

La adaptación para el jardín de niños, se realizó en una casa de compleja y angulada geometría de los años 60, al sur de la ciudad de México, respetando el criterio de circulaciones y estructura original.

 

En su composición plástica se busca una relación de imagen con su primer plantel. Con expresión pura y trasparente, se aprecia en las fachadas interiores la intersección de un cubo, con dos sobrios prismas rectangulares acristalados. Acentos de colores primarios identifican los rincones de aprendizaje, los espacios lúdicos y de trabajo fueron diseñados rompiendo con el concepto tradicionalmente cuadrangular, como una analogía de las nuevas tendencias pedagógicas.

 

La integración exterior-interior, funcionalidad, bajo costo de mantenimiento y especialmente la seguridad, fueron los requerimientos esenciales que dan vida y forma a este proyecto.